Normalmente el proceso de compra de un artículo que tenemos en nuestras tiendas online es de la siguiente forma:

El cliente busca un producto en nuestro catálogo.
Si es el producto que estaba buscando lo añade a la cesta de la compra.
Si ya no quiere ningún producto más procede a acabar el proceso. Aquí es donde suele haber más tasa de abandono. Vamos a poner de ejemplo una tienda realizada con PrestaShop (Versión 1.6.X que sigue siendo la más extendida), con la denominada compra en 5 pasos:

1er Paso: Pantalla de resumen. Simplemente muestra los artículos que hemos seleccionado.
2o Paso: Pantalla de inicio de sesión o registro de nuevo usuario.En este punto el cliente ya empieza a molestarle que en algunas tiendas le obliguen a registrarse. Hay clientes que están de acuerdo en poner los datos pero solo para ese pedido y no un registro permanente.
3er Paso: Dirección de envío. En el caso de PrestaShop, si nos hemos dado de alta en el proceso de compra hay un paso.
4o Paso: Pantalla de selección de transporte.Este punto es en el que una gran cantidad de clientes abandonan porque, o bien no les gusta el transportista que realiza las entregas, o bien no había quedado suficientemente claro el importe de los gastos de envío.
5o Paso: Pantalla de método de pago.
Quizás en este paso la tasa de abandono sea menor, pero sigue habiendo clientes al que no le ofrecemos su método de pago preferido (Paypal, tarjeta, etc…)

Muchos clientes cuando ven tantos paso ya se molestan y a veces ni empiezan con el proceso de pago.
Para mejorar las transacciones y a la vez fidelizar a los clientes para que vuelvan, la mejor opción es simplificar el proceso de compra.

En el caso que estábamos viendo con PrestaShop, éste trae de serie la opción de simplificar el proceso, y lo reduce a los mismos pasos, pero esta vez en una sola página.
Es mejor, pero no es el ideal, ya que hay que ir bajando la pantalla para ver todas las opciones.

Podemos encontrar en el mercado plugins para que el proceso de compra sea en una sola página y que no se tenga que hacer scroll.
Si el cliente lo ve todo de golpe, no le da tanto apuro rellenar para finalizar la compra.

Otro gran problema, y que hace que se abandonen muchas cestas se encuentra en el paso 4. La selección de transportista.
En nuestro artículo Ideas para definir los gastos de envío ya hablábamos sobre la importancia que el importe de los gastos de envío estuvieran en un lugar presente y visible en todo momento dentro de la tienda, pero hacíamos emfasis en las épocas de rebajas o especiales.
Creemos que para ahorrarnos cestas vacías esto debería ser visible en todo momento y en cualquier época del año.
Los clientes no quieren sorpresas de última hora y para tener más conversiones y , sobre todo clientes contentos, debemos dejarle claro desde el principio cuánto le va a suponer el envío.