Durante los últimos años, la aparición de plataformas sencillas y especializadas en ecommerce como pueden ser PrestaShop o WooCommerce han ayudado a la proliferación de nuevas tiendas virtuales.

PrestaShop WooCommerce

También ha ayudado la posibilidad de no tener que comprar previamente y almacenar la mercancía que vendemos en nuestras instalaciones, ocupando sitio y recursos, haciendo solamente de intermediarios y ésta ser enviada directamente por el fabricante o nuestro distribuidor (Comúnmente llamado dropshipping).

En los últimos años hemos visto como clientes, que habían optado por tener su negocio online, sobre todo a través de un dropshipping, abandonaban el proyecto en un plazo muy corto de tiempo porque no vendían la cantidad deseada.

No entendían cómo podía ser que teniendo 1000 o 2000 productos, accesibles rápidamente por sus usuarios, no eran capaces de generar los suficientes pedidos para poderse mantener e ir recuperando la inversión. Y esto les causaba, aparte de un disgusto por no obtener beneficios, una gran frustración.

Después de analizar sus casos detalladamente detectamos que habían incumplido, como mínimo, una de las 4 reglas básicas que te presentamos a continuación.

Regla núm. 1- Cuidado con la inversión inicial

Si estás pensando en en tener tu propia tienda online debes saber que uno de los errores más comunes es realizar una inversión desmesurada en el desarrollo de tu tienda online.
Si bien es bueno tener una página web y un portal de ecommerce, debes tener en cuenta que no se debe hacer una inversión exagerada, con una plataforma totalmente personalizada y a medida.
Es preferible optar por plataformas simples y muy personalizables como son PrestaShop o WooCommerce, y donde poder analizar el comportamiento de tus usuarios y saber las preferencias y los hábitos de estos.

Con el uso que realizan tus clientes de tu tienda y a medida que se va obteniendo la información de la experiencia de los usuarios en tu tienda, saber qué compran, en qué están interesados y cuándo compran, posteriormente se creará un plan de mejora de la tienda .

Una vez obtenidos todos los datos, y solo cuando ya sabemos qué es lo que necesita nuestra tienda, se irán implementando aquellas mejoras que favorezcan que nuestros clientes compren más y mejor.

Aparte, y quizás lo más importante, esta opción te permite empezar a vender con tu tienda online lo más rápidamente posible.

Regla núm. 2- Una tienda virtual no trabaja sola por ti

El error más común y el más importante es pensar que después de montar tu propia tienda , ésta trabajará sola y solo te tendrás que preocupar de enviar los pedidos.
La gente no sabe que una tienda virtual conlleva el mismo trabajo, o más, que una tienda física y hay muchas tareas que hay que realizar:

  • Controlar el stock.
  • Revisar los precios para ajustar el beneficio.
  • Revisar los precios para ser más competitivo respecto a la competencia.
  • Hay que publicitarse, tanto online como offline
  • Hay que dar una atención personalizada a los clientes para que vuelvan.
  • Hay que dar de alta y de baja promociones según la época del año
  • No hay escaparate pero hay que adornar la pantalla para hacer más visibles las promociones.

Estos son solo algunos ejemplos de los trabajos a realizar en una tienda (tanto virtual como física)

Cuanto más tiempo estés dedicándole a saber cómo está cada aspecto de tu tienda, más fácil será vender y, por tanto, obtener mayores beneficios.
Al final del primer mes de la tienda, tienes que tener claro en qué estado se encuentra, para poder mejorar al mes siguiente, y así sucesivamente el resto de meses.
A final de mes necesitas saber:

  • El número de pedidos realizados
  • ¿Has llegado al número de pedidos necesarios para obtener beneficios?
  • Cuántas visitas ha tenido la tienda
  • En qué parte del periodo de compra hay más abandonos
  • Tiempo medio que cada cliente está en la tienda

Al finalizar cada mes debes realizar una buena planificación para el mes siguiente.
Si quieres triunfar, debes conocerlos a la perfección los distintos roles de tu tienda y buscar cómo mejorarlos en todo momento.
Así también podrás compararte con tu competencia y ver tus puntos fuertes y los débiles.

Hemos conocido muchos propietarios de tiendas online que creían que por tener más de 5000 artículos a la venta, a través de dropshipping, la tienda empezaría a vender ella sola sin tener que hacer ellos ningún esfuerzo.

Piensa que tu tienda virtual sólo es una herramienta, pero será tu esfuerzo el que te aporte beneficios.

Regla núm. 3- Hay que invertir en marketing digital

El motivo por el que hay que invertir en marketing digital es simple:
Si 1000 visitas al mes a tu tienda te aportan por ejemplo 25 conversiones, con 10.000 visitas obtendrás muchísimas más conversiones.

La fórmula es muy sencilla:
más visitas = más conversiones

En dos fases, la estrategia de marketing digital te ayudará a aumentar tu número de visitantes mensuales, mejorar tu tienda y obtener más conversiones.

Fase inicial:
Como la tienda es nueva, o no tiene mucho alcance en los motores de búsqueda ni en internet , interesa crear una campaña de pago por publicidad en Google (Google Adwords), publicidad en Facebook (Facebook ads) o publicidad en Twitter (Twitter ads) para darle visibilidad a nuestra página y ser el máximo de visible posible.
Hay que realizar una auditoría SEO para revisar que todos los factores que los buscadores consideran importantes, para una buena indexación natural de las páginas, estén correctamente configurados. (Títulos, descripciones, velocidad de carga y muchos más factores)
También hay que empezar el social marketing y empezar a crear presencia en las redes sociales.

Fase mensual:
Cada mes hay que analizar las estadísticas de visita, la experiencia de usuario, las conversiones, y varios factores más para optimizar las campañas de publicidad por pago.
Optimizar las campañas es mucho mejor que aumentar el presupuesto por la publicidad de pago.
Y si hay una buena estrategia de marketing, se optimizarán para centrarse en el nicho de mercado correspondiente al comercio y llegar a su público objetivo.
Con estos datos, también podrás saber qué buscan tus clientes y cómo lo buscan, y se podrán realizar mejoras visuales a la tienda para mejorar la experiencia de usuario y así mejorar el rating de conversión (aumentar las conversiones para las mismas visitas).
Es importante no dejar de lado el SEO de la propia página, para que ésta vaya mejorando para los motores de búsqueda y mejore su posicionamiento natural.

También hay que seguir con el plan de social marketing y mejorar, día a día, la presencia de tu negocio en las redes sociales para fortalecer tu marca.

Regla núm. 4- Un cliente satisfecho siempre vuelve

En cualquier tipo de comercio, la parte más importante son sus clientes. Sin clientes, no hay comercio.
Como en todas las tiendas, y en una virtual no va a ser la excepción, nuestros esfuerzos se deben centrar en mantener al mayor número posible de clientes fijos y la captación de nuevos clientes.

Igual que sucede en una tienda física, si no tratas bien a un cliente éste nunca volverá a tu negocio a comprar. Tampoco le explicará a sus amistades que su experiencia ha sido buena, perdiendo posibles ventas futuras. Y normalmente pone al comercio de vuelta y media mostrando su indignación, tanto a conocidos como a desconocidos por igual.

En el caso de las tiendas online, aunque parece que el trato humano es más difícil, no lo es tanto y debes hacer todo lo posible para que tus clientes se encuentren a gusto.

Toda la información y la ayuda que le ofrecería un empleado de tu tienda física, debes ofrecersela a tu usuario online.

A continuación te mostramos algunos ejemplos:

  • Facilita que puedan encontrar lo que están buscando, rápidamente.
  • Ayuda, con un chat en vivo, a resolver todas las dudas que puedan tener en tiempo real.
  • Muestra tu producto el máximo posible, sin afectar al rendimiento, con imágenes desde diferentes puntos de vista.
  • Personaliza el paquete que reciben, para que te identifiquen rápidamente.
  • Contacta después de la venta para garantizar que ha ido todo correctamente y ofrecerles la oportunidad de valorar tus productos o servicios.
  • Crea campañas especiales, por ejemplo con descuentos, únicas para tus clientes.
  • Implementa un sistema de fidelización de tus clientes.
  • Crea una campaña de descuentos por traer a un amigo

Si te envían correos con dudas, intenta contestar lo más rápidamente posible. Si puede ser, antes de 24 horas.

Además otro punto que hay que tener en cuenta sobre un cliente que compra online, es el hecho que suele estar familiarizado con las redes sociales y suele utilizarlas para expresar su grado de satisfacción.
Si un cliente hace una buena valoración de tu negocio en las redes sociales, este será visible a una gran cantidad de futuros clientes.
Y si no la hace, ¡ Invítale a que la haga!
Las redes sociales son tus mejores aliadas para aumentar el número de visitas a tu tienda.

No solo es importante aparecer en las redes sociales por la cantidad de visitas que pueden generar hacia tu tienda, sino que con ellas tu comercio puede ganar mucha reputación.

Conclusión final

Durante estos años nuestras experiencias nos han hecho llegar a la conclusión, y así se lo explicamos a nuestros clientes, que abrir una tienda virtual implica el mismo trabajo que montar una tienda física. A veces un poco más, porque no se tienen todos los conocimientos necesarios, sobre internet o informática.

Y a los clientes que previamente ya disponen de una tienda física, les explicamos todas las ventajas de vender online, pero también las implicaciones que esta tiene.

Abrir un negocio online, para quien ya tiene uno físico, es como abrir una segunda tienda. Para que todo siga su cauce con normalidad, hay que emplear muchas horas y esfuerzos para que la tienda arranque y sobre todo, no olvidar la tienda física.

Como ayuda, y para aportar nuestro granito de arena, hemos querido colaborar con este artículo para ver las 4 reglas principales que no debemos olvidar para alcanzar el éxito.